05/2017 Arrancamos con Barrios de Paz MasterPeace Monterrey. De Barranquilla a los Naranjos.


por Sofie De Wulf  
Barrios-de-Paz-Monterrey-10Justamente hace dos años me encontraba en el sur de Barranquilla, Colombia. Nunca antes había estado en una ciudad en donde la diferencia entre los ricos y los pobres fuera tan notoria, literalmente la ciudad está dividida en dos partes. En la parte sur, la parte pobre, MasterPeace Colombia estaba trabajando con los ‘pelaos’ del barrio Barlovento impartiendo talleres de música, breakdance y muralismo.

Ahí en los barrios hay líneas invisibles pero casi infranqueables, si te cruzas al otro ‘lado’ te pueden matar. La cultura de violencia está por doquier. La actividad de esa semana: pintar un mural. Bajo el rotundo sol caribeño, las notas ondeantes del acordeón refrescaban la tarde. ¿Cuántos de esos muchachos se aburrirían y marcharían a hacer algo más “bacano”? Ninguno, del primero al último se quedaron hasta terminar juntos el mural, bajo las miradas de curiosidad y hasta de aprobación de los vecinos. Al final todos juntos apreciaron éste nuevo elemento visual de su barrio.

Este taller fue el comienzo de muchos. Al concluir éste primer ciclo de Barrios de Paz, 6 jóvenes fundaron, con la ayuda de MasterPeace Colombia, su propia empresa que presta sus servicios para pintar casas. Cuando Juan, director de MasterPeace Colombia no puede asistir algún sábado a Barrios de Paz, los muchachos de inmediato le llaman: “¡¿Cómo que no van a venir?!” De ahí pude constatar que la construcción de paz a nivel del barrio fue todo un éxito.

En MasterPeace creemos en inspirar a todos a trabajar por la paz, y en la co-creación. Desde el primer intercambio con MasterPeace Colombia ya lo hemos puesto en práctica. ¡Ahora vamos por Barrios de Paz México!

Dos años después estoy en Arboledas de los Naranjos, Juárez, Nuevo León. Un municipio en la área metropolitana de Monterrey. Igual un calor como en Barranquilla. Una colonia que fue construida hace 15 años. Gente desplazada del centro de Monterrey ahí porque una tormenta destruyó sus hogares. 35% es comunidad indígena: Los Nahuas, de la comunidad de Chahuatlan, Veracruz.

MasterPeace Monterrey, dirigido por Silvestre, Cristóbal, Marité y Samu, trabajará en convertir este barrio en un Barrio de Paz. “Hay mucho que hacer. Los jóvenes tienen mucho talento, nada más tenemos que darles una oportunidad, un motivo, un estímulo” me dice Silvestre con ese tono mezcla de alegría y complicidad.

El primer paso para empezar con este proyecto fue con la creación de un mural, realizado por Silvestre, como homenaje a la cultura de los Náhuas en las paredes del Centro Comunitario. Será el perfecto guardián y testigo del huerto urbano en el que ya ha estado trabajando con gran dedicación y orgullo la señora Blanca Cantú durante siete años. “Vamos a invitar a los jóvenes para que ayuden a terminar este mural” me adelanta Silvestre.

 

Después de asistir a la inauguración de la exposición “Empatía” del artista local Mauricio Vidal, hacemos un recorrido en el barrio y hablamos de las acciones con las que podemos arrancar. El sol, en su punto más alto, mantiene vacías las enormes calles, pero cada vez que nos encontramos con algún vecino, invariablemente, saludan a Cristóbal que ya lleva trabajando por varios años en este barrio.

Casas abandonadas, casas de madera, grafitis en todas ellas, aquí hay talento artístico. Algunas personas viven en condición de calle. Veo a dos mujeres emprendedoras en las tienditas, una paleta cuesta 5 pesos, una hamburguesa 35. La resiliencia siempre presente por todo México. Encontramos a algunos jóvenes, cerveza en mano, los saludamos y algunos perros callejeros vienen a conocernos y pedirnos una caricia. “Aquí hay una cancha, donde vamos a organizar un partido de futbol para involucrar a los jóvenes, pero no tiene luz. Tenemos que resolverlo”, me comparte el joven directivo de MasterPeace Monterrey.

 Barrios de Paz Monterrey 09Quizás lo que más captura mi atención es que la colonia está rodeada por dos enormes muros. Muros tan altos que no puedo evitar pensar en aquél de Israel y Palestina. Si te paras justo en el centro del barrio podrás ver un muro a tu izquierda y otro a tu derecha.

Tuvimos el gusto de conocer a Agustín Tolentino Hernández, artista del barrio que ya está instalando un taller de tatuajes en su casa. El encuentro deja reflexionando a Cristóbal, “El local abandonado al lado del centro comunitario, ¡sería un buen espacio para él!”

En Barranquilla ya se demostró que funciona, ahora es turno de Arboledas de los Naranjos. ¡Arrancamos Barrios de Paz con MasterPeace Monterrey!